Cómo quejarse, How to make complaints

En el hotel

—Con permiso.
—¿En qué puedo ayudarle?
—Tengo una reservación para este fin de semana.
—¿A nombre de quién?
—De Jesús
—Lo siento.  Pero no tengo una reservación bajo ese nombre.
—Pero tengo aquí el número de confirmación.
—Ah, ¿cuál es?
—485673
—Ah, sí.  Perdón, tenía el nombre bajo Jesús, en vez de De Jesús.
—Bueno, no hay problema.
—Aquí está su llave.  El número de su habitación es el 315.  El botones va a subir sus maletas.
—No es necesario ahora porque la aerolínea perdió mi equipaje.  Pero sí voy a necesitar algunos artículos de baño.
—Claro señor(a).  ¿Qué necesita?
—Necesito pasta y cepillo de dientes, y una secadora de pelo.  También necesito una plancha y un cepillo de pelo.
—Muy bien.  Le voy a mandar los artículos con una camarera a su habitación.  También tenemos una tienda de ropa en el lobby.
—Gracias.
—A la orden.

Llega a la habitación.  No hay sabanas en la cama, y el baño está sucio.

Ring, ring.
—Lobby.
—Sí, llamo de la habitación 315.  Mi cama no tiene sábanas y el baño está asqueroso.
—Lo siento, señor(a).  Voy a mandar a un camarero en seguida.

Dos horas después...

Ring, Ring.
—Lobby.
—¡Hace dos horas que espero un camarero!  Y todavía mi cuarto parece una pocilga (pigsty).
—Lo siento.  En seguida mando un camarero.
—No.  Ya estoy harta (fed up).  Primero perdieron mi reservación y ahora esto.  Además, nadie trajo los artículos de baño.  Voy a irme a otro hotel.
—No, no, no señor(a).  Eso no es necesario.  Podemos cambiarle de habitación...¡a un suite!
—Muy bien, pero no voy a pagar por esta noche. 
—Claro señor(a).  En seguida sube el camarero para mudar sus cosas.
—Más le vale.

Mari Negrón, Stanford University