Art History
{image}
{caption}

En 1939, Rodrigo Peñalba, padre del arte moderno en Nicaragua, hizo el primer mural importante tras la era precolombina en la Basílica de Diriamba. Peñalba hizo con Fernando Sarabia, un escultor eminente, murales en relieve en esa época. La Iglesia de
Santo Domingo en Managua aloja un ejemplo neoclásico de este trabajo con un paisaje de Nicaragua como fondo. La iglesia apenas se sostiene hoy, después del terremoto de
1972, pero posee aún una belleza sin paralelo que personifica el sufrimiento y la fe del pueblo de Nicaragua. La nueva catedral nacional, construida en parte con fondos donados por Domino's Pizza, palidece en comparación con Santo Domingo. Es una estructura fría y masiva. Aunque Peñalba usó el paisaje de Nicaragua y mujeres mestizas como uno de sus temas, no rompió con el canon europeo. Sus murales son académicos, conservadores y estáticos.

La alegoría de Peñalba a Rubén Darío demuestra en su expresionismo una emulación de los muralistas mexicanos. Eso se ve en la composición y el tratamiento de la figura. La figura se deforma para construir una composición dinámica y la perspectiva en general es exagerada. En forma similar, Gabriel Caracas es criticado por una fuerte influencia mexicana. Es interesante notar que sus influencias indígenas son mayas mexicanas y no mayas de Nicaragua. Armando Morales es el primer artista que proyecta una voz auténtica de Nicaragua. Morales participa también de las corrientes internacionales del arte, tales como el movimiento abstracto. Con su ejemplo, otros artistas de Nicaragua siguieron luego la hechura de sobresalientes murales y arte verdaderamente de Nicaragua. Uno de tales géneros es el primitivismo de Nicaragua.

En los 1950's, la pintura del primitivismo en Nicaragua logra reconocimiento en la obra de Asilia Guillén (1887-1964), nacida en Granada y pionera de la pintura naive. Asilia Guillén utilizó sus finos bordados como inspiración, trasladándolos a pinturas al óleo tras la sugerencia de Rodrigo Peñalba. Tras una vida de producción de bordados, Guillén, a los 63 años, cruza hacia la pintura y su trabajo se publica en muchas enciclopedias, revistas, periódicos, postales y en 1968 en Art History and Worldwide Survey de Otto Merin. Su trabajo logra reconocimiento internacional en numerosas exposiciones y bienales, en Sao Pablo en 1956, en Washington DC y Ciudad de México en 1957 además de otros centros en Europa.

Otras dos mujeres son precursoras de la pintura primitivista: Salvadora Enríquez de Noguera y Adela Vargas. Salvadora Enríquez de Noguera pintó escenas de su medio inmediato inspirada por los paisajes de San Juan. Comenzó a pintar en los años 1940's. Su trabajo aparece en colecciones del estado de Nicaragua. No se conoce mucho sobre Noguera o Adela Vargas, cuyo trabajo aparece durante los 1960's. El de Adela Vargas se reconoció en las bienales de Sao Paulo en 1967, Lima en 1968, Medellín en 1972.

En 1966, con la llegada del padre Ernesto Cardenal como Arzobispo de Solentiname en Granada, el arte florece en un movimiento cultural de poetas, pintores y artesanos de origen campesino. La pintura de Solentiname alcanza una amplia audiencia en 1973. Este movimiento practica la teología de la liberación y resulta en la publicación de tres volúmenes titulados "El Evangelio en Solentiname".
Durante los 1960's, Leoncio Saenz produce algo derivado de los muralistas mexicanos. En la Plaza España y dentro de un supermarket, reclama los jeroglíficos de los aztecas. Representa en forma magistral el tiangis, un mercado azteca antiguo en el que comerciaban los indígenas. Perfecciona en su arte una figura muy estilizada que recuerda los jeroglíficos aztecas.

Los murales del Centro Comercial de Nihapa son otro ejemplo de autentico muralismo de Nicaragua. Roger Pérez de la Rocha, Leoncio Saenz y Sobalvarro crean murales y respetan sus orígenes. Reproducen religiosamente los antiguos petroglifos con uso libre del color. Esta forma de arte ha sido muy elogiada porque ha sido vista como la unión ideal del arte precolombino y la pintura moderna de Nicaragua. (José Coronel Urtecho) Recientemente, Roger Pérez de la Rocha pintó otro ejemplo de su arte, "La posa del mero." Es una roca con una representación de un pez enorme, un pez llamado mero que es razón del título.

Como consecuencia de una mayor financiación para las artes en general y la creación de un ministerio de la cultura en los 1980's con la victoria de la Revolución Sandinista se desarrollaron nuevas técnicas para aplicarlas a los murales. Muchos murales se deterioraron o desaparecieron porque se hicieron con pintura industrial basada en agua. Algunos de ellos tuvieron gran importancia, tales como el mural de Chipote que describía las torturas y abusos del régimen Somocista. Otros, obra de artistas reconocidos, también se perdieron. En los ochenta, y a causa del intercambio internacional, se introdujeron técnicas que empleó la Escuela de Muralismo tales como el mosaico, el desgrafiado (Escuela de Danza, Las Fiestas Populares) y el fresco (Universidad de Ingeniería). Algunos ejemplos sin precedentes de mosaicos de piedra natural fueron obra de
Leonel Cerrato y sus colaboradores y se hallan en el Centro Oscar Rodolfo Baldiviero (CEMUAR).

Una fuerza que ha hecho difícil la búsqueda de una visión muralista
auténticamente nicaragüense fue una influencia muy internacional en la escuela muralista. En especial Michillini, un artista italiano, trajo consigo no sólo una fuerte influencia mexicana, sino también una innegable característica renacentista italiana. Ello reforzó y educó a los artistas de Nicaragua al reprimir al mismo tiempo su expresión autóctona y se manifestó en elementos de composición en particular. La iconografía fue contradictoria para la visión comunal primitivista. Muchos artistas trabajaron con Michillini y la escuela atrajo también a otros artistas internacionales, la mayoría de los cuales emergieron de la academia. De este modo se dañó el primer paso de reflexión interna de identidad y una identidad extranjera fue adoptada inicialmente. El conflicto que describo se ilustra en el nombre de la escuela muralista. Se llamó primero Escuela Muralista Siqueiros, pero luego Siqueiros desapareció para retornar después, reflejando la división que existía dentro del movimiento.

¿Qué elementos son importados con el muralismo mexicano? En el nivel de
propaganda, el muralismo mexicano es problemático; la idea de que estos murales llegan al pueblo es a veces errónea. Los murales mexicanos se encuentran en su mayor parte en edificios estatales en una sociedad agraria situada en el sector rural. El campesino común mexicano no fue nunca la verdadera audiencia de este trabajo específico. Fue producido por los burgueses y apoyado por un gobierno reformista que mató dirigentes populares como Zapata y Villa. En consecuencia, la institución del muralismo mexicano en Nicaragua fue en gran parte problemática.

El muralismo mexicano es una inspiración pero no debe ser copiado. Las influencias que existían en otros países fueron copiadas de modo atrasado y pobre. En contraste, la pintura primitivista presenta la realidad con un toque de fantasía surrealista. El nuevo elemento más alentador en el muralismo de Nicaragua es la inserción del primitivismo. Hace al muralismo accessible al pueblo sin educación ni academia y permite a gente de todo nivel una participación igual en el embellecimiento de su país mediante la producción de murales. Es descrito por los pintores naive como un sueño que se materializa con un pincel en realidad. Es una respuesta nueva para el muralismo de Nicaragua.

{next}

{credits}